Banco para dos

En los bancos caben siempre varias personas pero en realidad están hechos para dos.

El espacio que sobra es para dejar la bolsa de pipas, o el casco de la bicicleta, o la chaqueta cuando hace calor.

iphone-004.JPG

En estos bancos no había nadie porque estaban cargados de nieve, ocupados por una acumulación de agua helada.

Así que por su culpa dos personas estarían dando vueltas por alguna parte. Por culpa de este invierno seguirán caminado hasta la primavera.

Algún día cambiará el tiempo y volverá la charla de dos que algo tienen que decir, sin importarles lo incómodas que son las tablas de un banco, con esas rendijas por las que se caen las llaves, las monedas y las frases sin terminar.

Compartir:

7 Respuestas en “Banco para dos”

  1. Carlos García dice:

    Hacen falta más bancos. Bancos del amor, del periódico, de hacer calceta, de vigilar obras, de alimentar palomas, de esperar al autobús, de voyeurismo senil, de…
    Estos son mis bancos, verde esperanza. Ni los naranja de ING, ni los rojos de Botín, ni los azules del BBVA. Ahora que lo pienso, ¿los verdes no serán de CAJAMADRID?.

  2. Bárbara dice:

    Tienes razón, los bancos están hechos para dos, para perder la tarde apaciblemente en su regazo e irse con su huella marcada a fuego en las posaderas. En el espacio que sobra, lo único que cabe es intimidad.

  3. laavutarda dice:

    Carlos: hacen falta más bancos, es verdad. Hay que hacer una ONG de apoyo a los bancos solitarios.

    Bárbara: nunca sobra espacio en un banco, ahí tendemos a ser como los gases nobles, nos expandimos por toda su extensión. Y se utiliza el verbo repanchingar en su forma reflexiva.

  4. Parece ser que los bancos, unos u otros, están poco acogedores esta temporada.

  5. laavutarda dice:

    Muy Señores Míos: los bancos ya sean éstos o los otros están helados a pesar de las ayudas del Gobierno. Invitan poco a la comocidad y más bien parece que están para echar a sus clientes. Si te sientas se te queda el culo helado y si pides un crédito dicen que esperes ahí sentado.

  6. Reyes dice:

    Es la primera vez que vengo , desde el blog de Bárbara , y la verdad es que este texto me ha encantado.
    Y la foto, me he tirado cinco minutos mirándola.
    Igual es que no puedo dormir .
    Igual es que la foto es preciosa .
    Saludos.

  7. laavutarda dice:

    Reyes: muchas gracias porque firmo ambas cosas, texto y foto. La foto la tomé a mediodía del viernes, día de la Gran Nevada en Madrid. Faltaba la luz que esa hora reclamaba y el blanco era casi un color de luto. La planta en primer plano hace mucho por agitar la melancolía, y luego esas huellas que no van a ninguna parte. Al fondo el banco para dos que no están.
    Espero que hayas dormido bien.

Deja una respuesta

*