Entradas etiquetadas como ‘el mundo’


EL OYENTE – El dial

febrero 11th, 2001 - Rafa en la prensa - Sin comentarios

Por: LUIS DE HOZ
A poco que perfeccione su selección, Rafael Martínez Simancas puede convertir El dial, su resumen diario de testimonios que emite cada noche Victoria Prego en LA BRUJULA DEL MUNDO, en la única revista diaria de la radio española. Angeles Afuera ha sido una pionera del género en la Ser, pero en espacios semanales, nunca diarios.

De consolidarse y mejorarse es imposible encargar semejante tarea a una sola persona si se desea hacer un seguimiento, una selección y un montaje cuidados , la radio (Onda Cero en este caso) estaría simplemente haciendo un servicio sonoro parecido al que algunos periódicos han venido haciendesde las columnas de visto y oído.

Compartir:


Hable con ella

diciembre 9th, 2000 - Sin categoría - Sin comentarios

Por: RAFAEL MARTÍNEZ-SIMANCAS

Señor Simancas: aquí pasa algo, aunque lo intenten tapar con abrazos de oso. Entre los suyos (la FSM) y los de la señora Jiménez (Ferraz) hay cierto mal ambiente que en nada contribuye al clima de unidad y a la imagen de partido. Lo cierto es que Trinidad le invitó al maratón de actos y usted no le dio ni un pequeño relevo, teniendo ella que hacerse toda la carrera en solitario y el doble esfuerzo de llegar antes a meta para aplaudirse sola. Trinidad Jiménez tiene razones para sentirse ninguneada, desasistida, huérfana de afecto y navegante en solitario por la costa de Madrid. Marea roja se le puede llamar a este embrollo, para distinguirlo de otras mareas como la negra que le ha tocado a Rajoy, (que en realidad es marrón por los cuatro costados).
O la marea rosa que inunda la televisión de personajes huecos y voz atiplada y que Umbral ha visto venir antes que nadie. Asunto que revitaliza un viejo problema del PSOE: la FSM y Ferraz son dos hablas diferentes aunque procedan de una lengua común. Dos estilos de gestionar la política que parecen irreconciliables.Para la FSM, (y para Bono), el candidato a la Alcaldía de Madrid era Solana, incluso después de que Aznar anunciara el deseo de permuta de Ruiz-Gallardón de la Puerta del Sol a la plaza de la Villa. Según su punto de vista, si la derecha movió ficha también tenía que haberlo hecho el PSOE, aunque le hubiera costado un disgusto a Trinidad. La sala de máquinas, en la que se trabaja entre grasa, no entiende de las decisiones que se toman en el puente de mando, donde da el sol.

La encuesta interna que maneja el partido, a la que hay que aplicar el factor corrección del incienso propio, dice que usted se sitúa por encima de Esperanza Aguirre. Pero decir que no acompaña más a Trinidad porque entonces lo tendría que hacer con todos los candidatos de los otros municipios de la Comunidad no es justo ni inteligente. Madrid es algo más que un municipio, es un símbolo que el PSOE perdió hace 14 años y una jugada de pieza capital para llegar a La Moncloa (que se lo digan a Gallardón). Y si París bien vale una misa, como dijo Enrique IV, Madrid bien vale una sonrisa, que es el lema de Trinidad Jiménez. Quizá si se sientan a hablar se darán cuenta de que les unen más cosas de las que les separan, y de que compartir el éxito es una manera de no perderlo. Trinidad es más que una candidata. Hágase un favor, Rafael, y préstele atención: hable con ella.

Compartir:


Sangre infantil

octubre 19th, 2019 - Sin categoría - Sin comentarios

Por: RAFAEL MARTÍNEZ-SIMANCAS

Estimado concejal… Pedro Calvo: discutir si el camino de Valdemingómez que lleva al vertedero es carretera, vía, cañada, calzada o ruta alternativa es lo de menos cuando todavía hay un cuerpo caliente. Lo cierto es que es un lugar peligroso que en un año se ha cobrado la sangre de dos niños; la última víctima fue una chiquilla a la que la muerte le llegó por la espalda de manera cobarde y anónima. El autor ni siquiera tuvo la humanidad de echar el freno de mano y preguntar por ella; en la jungla del asfalto es posible que se cometan canalladas sin acuse de recibo. Hay un problema de seguridad en Madrid, un agujero negro en la galaxia urbana al que habrá que investigar, no vaya a crecer y engullir a más gente. Todas las calles deberían tener el mismo tratamiento y no temer más por la integridad cuando se transita por barrios periféricos.
El camino es una ciénaga que recuerda aquellos tiempos jurásicos en los que Madrid era un terreno dominado por el barro y los grandes reptiles, un lugar fuera del progreso, alejado de la ley y de la mano de Dios. Cualquiera que pase por allí sabe que lo hace por el lado oscuro, como el que se aventura a cruzar las praderas del infierno; ni siquiera los ángeles de la guarda se atreven a velar por los caminantes. No haría falta cambiar mucho el aspecto para que Clint Eastwood pudiera rodar una película del Oeste, balas de polvo en verano y charcos en invierno. Se impone una vigilancia policial para que la carretera de Valdemingómez deje de ser el camino del terror. Vigilancia frente a la delincuencia criminal capaz de arrojar el cadáver de una niña a la cuneta sin detener su marcha. Verónica era demasiado joven para creer que el jueves iba a ser su última noche, pero tuvo la mala suerte de cruzarse en el camino de un loco (las leyes de la física siempre se ponen de parte de quien tiene la fuerza; la niña voló sin saber dónde iba a parar). De nuevo indignación y sangre infantil en las calles de la ciudad.

Sus padres buscan al autor, la policía investiga las pistas, el resto de los ciudadanos lamentamos su muerte porque todas las calles son la nuestra, todos vamos en la misma dirección cuando la muerte nos persigue por la nuca. En sus manos tiene, concejal, la capacidad de evitar que volvamos a hablar de la carretera de Valdemingómez como lugar de espantos. Una seguridad eficaz es la que cubre el riesgo de todos los ciudadanos. Usted que puede garantice que la calle sea de todos y coja al tipo que conducía la furgoneta para que otras «Verónicas» caminen tranquilas

Compartir: