La buena dirección

Los políticos no se cansan de pedir que entre todos echemos una mano para salir de la crisis. Y me pregunto si mi mano, (ahí abajo), fuera capaz de solucionar conflictos en qué se ocuparía primero. Pongamos que esa mano en gesto copiado al del hombre de la capilla Sixtina logra tocar al Dios generador. ¿Qué le pediríamos antes, que se terminara el paro o que los niños asesinados en Gaza volvieran a nacer?, ¿Seríamos tan mezquinos como para pedirle un premio en un sorteo, o usaríamos la mano para solicitar que la paz fuera un bien protegido?

  iphone-004.JPG

¿Qué derecho tengo a malgastar mis deseos cuando a otros le hacen mayor falta que se cumplan?. Si llegado el caso la punta de mis dedos alcazaran el cielo, sin necesidad de coger un avión descapotable, me sentiría con una responsabilidad enorme. A veces pienso que ese hombre que pintó Miguel �?ngel lo que estaba era pidiendo una caña, algo terrible y ligero pero a veces muy necesario.

Menos mal que somos limitados, limítrofes y de cartografía plana. Menos mal.

Pudiera ser que la punta del dedo sea la flecha que indica el camino del deseo. No tengo quién coja mi mano así que de momento no me siento responsable de nada, soy una figura más de la Creación, otro que se cree un ser único.

Nota.- (para Victoria: me dispongo a enseñar otras partes de mi cuerpo para saciar tu curiosidad. Es verdad que tengo los órganos un poco sueltos, tendré que comprar pegamento).

iphone-001.JPG

Compartir:

12 Respuestas en “La buena dirección”

  1. Carlos García dice:

    Echar una mano, estar a mano, tener mano, ser mano, poner la mano -en el fuego-, pedir la mano, dar la mano, lavar a mano…
    Mano es cercanía, es complicidad, es sabiduría, es dominio, es seguridad, es petición, es ofrecimiento…
    La mano es contradictoria: es derecha cunado está junto a álguien, es izquierda cuando maneja artera. También es de Dios, del creador -para sus fieles- o de Maradona -para los futboleros-.
    La mano que más me preocupa es la mano sobre la mano, la del parado, la de la crisis. ¿Les echarán una mano?

  2. laavutarda dice:

    No creo Carlos, y mira que lo lamento porque en el paro nos podemos ver todos.
    Te ha faltado la mano al cuello que es otra de las consecuencias de vivir en España y tener iniciativa.

  3. victoria dice:

    O “meter mano” …también os ha faltado. No voy a seguir por ahí parecería terriblemente banal y no estamos para permitírnoslo… Pero, siguiendo con el tema que nos ocupa, las manos…. Oye.. ¿por qué te has amputado la mano? ¿te has hecho daño?… Si te hubieras fotografiado la mano desde la muñeca nos hubieras dado la posibilidad de percibir/intuir cierta continuidad de tí mismo, ciertas claves esclarecedoras de tu personalidad, cosa de todo imposible en esta foto. No sabemos de dónde surge esta mano, ni hacia dónde va….
    Victoria.

  4. laavutarda dice:

    Victoria: meter mano es otra manera de saciar el hambre.
    Recojo tu sugerencia y me iré mostrando a trozos como si fuera frankestein.

  5. Carlos García dice:

    Se puede meter mano en una situación complicada, se puede meter mano en la caja y desfalcarla, meter mano en bolsillo ajeno.
    Mano a mano es un duelo de tauromaquia.
    Tieso se está con una mano delante y otra detrás.
    La mano inocente desvela un sorteo.
    La mano que mece la cuna.
    ¿Quién es mano? Tú, por hablar. Envido…

  6. victoria dice:

    Rafael! Eres tremendo e imprevisible. No será tu vocación frustrada la medicina, porque no me dirás que tienes “eso” en casa por algún rincón. Me dejas absolutamente estupefacta. Espero que me dejes igual de satisfecha la próxima vez que necesite que me sacies…
    Victoria.

  7. laavutarda dice:

    Caramba Victoria: ¿no es eso mucha responsabilidad?, me tienes abrumado.
    Sí, me hubiera encantado estudiar Medicina como hizo mi padre.

  8. Dices que no tienes quién coja tu mano: ofrécesela al Gobierno y verá como se materializa ese refrán que dice algo así -siento no recordarlo- como dar la mano y que te cojan el brazo.

    Respecto al juego de manos ese en el que andáis, creo que os falta “fer la ma”, que, por ser valenciano, os remito, para su traducción, a nuestra amiga Bárbara.

  9. Paqui dice:

    La mano que mece la cuna. (De esa mano, hasta película hay)

    ?sta mano, es la más enrraizada. La mano que mueve, que la mece a la cuna abarca sentimientos, arma cimientos sólidos. Esa mano cobija seguridades e inseguridades, porque “hay manos, y manos” ahora en los tiempos que corren una mano que mece la cuna se infecta de dolor, de maltrato, de inseguridad. Destruye más que arma. Pega más que abraza, y a veces esa mano llegar a doler tanto que no tiene sentido la vida del más débil.
    Hay manos y manos…

    La tuya es grande y es además visiblemente puntera. Porque cuándo esa mano dice de hilar fino..anda que se corta.

    Claro que, eres periodista.

    Un beso!

    ;P

  10. Bárbara dice:

    El mejor pegamento para órganos y vísceras es el alma. Es lo único que los mantiene unidos, está científicamente demostrado.
    Y lo lamento, a pesar de ser valenciana, che, no sé traducir esa expresión tan cómún que es “ve a fer la má” (algo así como vete a paseo…) pero no conozco la traducción exacta, y no sé que pinta la mano en todo esto….
    Sí sé que tus manos son grandes, y tus dedos largos, casi pueden tocar el cielo. Y eso es una gran responsabilidad.

  11. laavutarda dice:

    Muy Señores Míos: es un placer comprobar la presencia mayoritaria de valencianos en este blog, ¡y un lujo!, porque uno es de Córdoba así que te doy la mano y tómala como señal de amistad.

    Paqui: sí, no lo puedo negar, la tengo grande, (la mano).

    Bárbara: cuando tenga algún órgano suelto te llamaré porque tus palabras son medicina. No puedo tocar el cielo, pero si así fuera me iban a escuchar. No tocaré el cielo mientras tu conmigo no quieras volar.

  12. Un valenciano discreto, que agradece tu ofrecimiento como el honor que es, en vista de lo visto, se retira por el foro volando.

    Que el cielo sea con vosotros.

Deja una respuesta

*